Home / Reportajes / Corre la maratón de BCN conmigo, por los niños con diabetes
Miquel Pucurull

Corre la maratón de BCN conmigo, por los niños con diabetes

Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+0Pin on Pinterest0

Miquel Pucurull, con 43 maratones en sus piernas y a sus 75 años, participará en esta nueva edición de la Zurich Marató de Barcelona como lo viene haciendo desde hace ya 30 ediciones. Pero este año, además de demostrar que la edad no es un impedimento para correr una maratón, ha montado una causa solidaria en la que la intención es recaudar donaciones para la investigación de la diabetes infantil.

A continuación os dejamos la Nota de Prensa que nos ha hecho llegar Miquel y os animamos a que podáis participar en esta tan importante causa.

El 16 de marzo haré la maratón de Barcelona. Y este año la correré tras haber tratado de recaudar fondos para una causa solidaria. Hace unos días he puesto en marcha una acción, de modo similar a lo que se hace en algunas maratones del extranjero. Le dicen Run for Charity. Lo vi hace años a las de Nueva York y Londres, y me sorprendió y fascinó: la mayoría de corredores autóctonos corrían por alguna ONG. Lo hacían explícito en el letrero que llevaban a las camisetas. En unas decían, “Corro por los enfermos de leucemia “, en otras “Corro por los niños de la calle de Brasil “… etc. Una enorme cantidad de participantes lo hacían así .

Pregunté y me explicaron que habían estado recogiendo dinero en su entorno antes de correrla (sus familiares, amigos, conocidos… ), haciéndoles partícipe de que harían la maratón por una causa; para los niños con cáncer, por ejemplo, y pidiéndoles a ellos que colaboren con una aportación por pequeña que fuera.

Supe que, globalmente, se recogían mucho dinero con esta fórmula, que cubría muchas carencias, y hace años quise poner en marcha algo parecido. Pero unos compañeros que me tenían que ayudar a lanzarlo me sacaron de la cabeza. Me decían que aquí no tendría éxito; que los recaudos en el mundo del correr no funcionaban; que ya existían las carreras solidarias, donde una parte de lo que se paga por el dorsal a una causa …

Me dejé convencer con este último argumento. Pero ahora pienso que, aunque sea bienvenido lo que se consigue en este tipo de carreras para ayudar a alguna ONG, y está muy bien que se haga, los que las corremos no nos implicamos ni poco ni mucho en la causa. Pagamos y ya está . Y no sabemos, en la mayoría de los casos, ni para qué son ni a dónde van a parar el dinero. Incluso, ni nos preocupa, lo que queremos es correr y basta. Y me ha parecido que eso del Run for Charity, donde lo que corre se involucra y los que cooperan también, no tiene porque no funcionar también aquí.

Y con esta idea, correré la maratón de Barcelona de marzo, después de tratar de recaudar fondos para la investigación sobre la diabetes infantil que hace el Hospital de San Juan de Dios. A la acción le llamo “Corre la maraton de BCN conmigo, por niño diabéticos”.

Aunque en los últimos años se ha avanzado en el conocimiento de la diabetes mellitus tipo 1 de los niños , todavía queda un camino muy largo “para llegar a la meta “. Es impresionante ver que los niños que la padecen están condenados, hasta que no se ” llegue “, a la esclavitud de la aguja que los mantiene en vida, ya que controlar cuidadosamente lo que comen y el ejercicio que hacen.

He corrido 43 maratones, y ésta, por la acción que lleva aparejada, es la que me hace más ilusión terminar. Tengo una nieta de 13 años que padece la enfermedad crónica desde los 6, y veo la dependencia que supone que aún se desconozca cómo poder mejorar su tratamiento.

La recogida se realiza a través de ” Mi grano de arena” de la Fundación Real Dreams http://www.elmeugradesorra.org/miquelpucurull1, donde se pueden enviar las aportaciones, y ellos las hacen llegar al Hospital cada mes íntegramente, salvo un 1% que se queda el banco para las transacciones.

El proyecto lo he empezado el 19 de octubre, dando a conocer a través de Facebook y Twitter y lo he hecho saber a mis amigos y familiares. Y lo cierto es que, de momento, funciona muy bien. Creo que la clave de lo que podríamos llamar éxito está en el hecho de que la entidad a la que se ayuda es un prestigioso referente para todos, y que el dinero que se consigan serán muy bien utilizados en favor de los niños y niñas de la sociedad.