Home / Nutrición / ¿Eres de los que comes cualquier cosa porque piensas que es igual?
Comes cualquier cosa Runner

¿Eres de los que comes cualquier cosa porque piensas que es igual?

Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+0Pin on Pinterest0

Había corrido dos carreras, la Carrera de la Mujer ( 5 km) en octubre del 2008, siguiéndole la Jean Bouin (10 km) en noviembre y doblando distancia  en la media maratón de Barcelona ( 21 km) en febrero 2009. Una vez crucé la meta de la media pensé que la distancia de una maratón completa 42,195 km, era sencillamente imposible y que sólo estaba al alcance de personas fuera de éste planeta. Al año siguiente estaba en la línea de salida de la maratón de Barcelona.

Nuestro cuerpo es como una pila “Duracel” tiene una vida útil de x tiempo, no hay propinas. Vamos gastando la energía a lo largo de nuestra vida, con el descanso la recuperamos pero nunca vuelve a su punto más alto o punto de partida. Depende de cómo nos hayamos preparado. Si exponemos nuestro cuerpo a desgastes importantes de energía sin tener en cuenta muchos factores, entreno, recuperación y alimentación, estaremos gastando mucha más de la requerida y el resultado posiblemente no será el deseado.

Correr te enseña, te descubre, te exige, te pone al límite, y por supuesto pone a cada persona en su sitio. Eso es lo mejor y lo más duro, no hay otro camino más que el personal e intransferible.

Una vez mi entrenador me dijo, “has de buscar en lo más profundo de tu interior el motivo por el cual corres.” Corremos por mil motivos pero el principal es la fascinante competición con uno mismo. La confianza, la disciplina, el esfuerzo, la convicción en el cuerpo y la mente unidos, cómplices para exigirte el máximo, es lo que impulsa a muchas personas a correr.  Y la mejor herramienta para llevar a buen término nuestros objetivos en el “Running” es sin duda la alimentación.

Comer para correr mejorHay mil teorías. Pero lo que debemos tener claro es que cada uno de nosotros funcionamos de una manera diferente y debemos escuchar, leer e interpretar lo que nuestro cuerpo nos quiere decir a cada momento. Se trata de estar atentos a lo que nos funciona y a lo que no nos funciona, independientemente que a otras personas les vaya bien. Es una manera inteligente de no caer en las trampas que no llevan a buen puerto, acabando enfermos o lesionados. Cada persona es diferente y debemos adecuar nuestro entreno y alimentación a nuestro metabolismos y forma física.

¿Cómo se consigue conocernos y saber qué nos funciona? Muy fácil, haciendo pruebas. En los entrenos con alimentación tomar  diferentes productos hasta dar con la herramienta perfecta. Esto nos dará mucha confianza a la hora de afrontar sobre todo la larga distancia pues sabremos exactamente qué es lo que nuestro cuerpo necesita.

Después de haber corrido 25 medias maratones mis necesidades son claras para llegar sintiéndome bien a meta y no lesionarme.  Dos semanas antes de la prueba intento beber casi tres litros diarios repartidos en infusiones de Roiboos y zumos naturales, de remolacha cruda con piña, zanahoria, zumo de naranja añadiendo cereales naturales tipo el germen de trigo, copos de sarraceno y mijo. Por otra parte la dieta ha de ir en el sentido de proteger al máximo el sistema inmunitario, esto significa que la ingesta de vitaminas y minerales la reforzaremos con alimentos crudos diariamente y de frutos secos como anacardos naturales (no tostados) y nueces, principalmente. La energía la buscaremos en los cereales ya que no contienen azúcares vacíos de nutrientes y sí fuentes de glucosa de calidad.

Descubrí que en los alimentos (no los suplementos) está todo lo que necesitamos y lo más importante, adquirimos una energía de forma natural sin tener que pasar por la industria, la ingesta de estos productos específicos para el deporte no me habían dado un buen resultado; al final de las carreras me habían abatido físicamente, la recuperación había sido difícil y me encontraba mal. Entonces, creé mis propias barritas, tanto dulces como saladas.

Como cada personas es diferente, una nutrición con las necesidades de cada individuo, hace la diferencia.

Cuando corres largas distancias y sabes dar al cuerpo lo que necesita, el Running se convierte en algo muy agradable, sumas kilómetros administrando tu energía, sintiéndote bien, el esfuerzo se transforma en satisfacción pero sin llevar el cuerpo al extremo.

¿Realmente piensas que da lo mismo comer cualquier cosa?

¡Ánimo y buena nutrición!